13/11/08

¿Funcionan los rediseños?

Esta es la pregunta que se hace Lauren Drablier en un artículo que escribe en The Editors Weblog a propósito del artículo que escribe Julia M. Klein en Portfolio sobre las consecuencias del rediseño de varios periódicos del grupo Tribune. A continuación os lo traducimos.

Los periódicos en todo Estados Unidos se rediseñan y relanzan; los lectores no han aumentado, ni tampoco los ingresos publicitarios. Por lo tanto, ¿es un nuevo diseño la forma más eficaz para hacer frente a los problemas de la industria? Un artículo reciente en Portfolio, echa un vistazo al rediseño de los periódicos del Grupo Tribune y, en última instancia, llega a la conclusión de que sus nuevos diseños no han aterrizado con el éxito que deberían traer.

Según Ken Doctor, un analista de la industria informativa para Outsell y Content Bridges, "es una distracción. El principal desafío para una empresa como Tribune no es el de tratar de poner fin gradualmente al descenso de circulación o añadir un punto o dos, sino reconvertirse en una moderna empresa multimedia."

En esencia, centrándose en el rediseño, los periódicos están perdiendo de vista el mayor objetivo- el hecho de que tienen que transformarse, no sólo cambiar la tipografía.

Alan Mutter, un nuevo consultor en medios de comunicación que escribe en Reflections of a Newsosaur blog considera que "el proceso de rediseño de Tribune no está realmente impulsado por el mercado sino simplemente porque el que lleva los pantalones consideró que había que hacer algo. Esa es una forma bastante peligrosa de dirigir un negocio multimillonario", añade.

Los periódicos se han visto obligados a rediseñarse en un esfuerzo por incrementar los lectores. Sin embargo, según Norbert Ortiz, el vicepresidente de márketing del Fort Lauderdale Sun Sentinel, el periódico no ha notado ningún impacto desde el rediseño. De hecho, el Sentinel ha perdido aún más suscriptores desde su cambio en agosto.

Según Alan Jacobson de Brass Tacks Design, los nuevos diseños ni siquiera rediseñan, sino que más de uno son una "redecoración" porque no conllevan importantes cambios de contenido.

Mark Potts, un consultor en medios de comunicación e internet que escribe en RecoveringJournalist.com, considera que "la percepción de la gente de cómo se presentan las noticias ha cambiado a causa de la web. Hacer piezas con menos texto, titulares más granes y más puntos de entrada y un poco más de claridad es una buena cosa. Se trata de hacer más fácil para a una generación experimentada en la web relacionarse con lo que está pasando en la prensa".

Potts reconoce que "mantener lo mismo duele", y cualquier cambio es bienvenido. Pero ¿van a ser capaces los periódicos de diseñarse por los problemas económicos?

Ahí queda para la reflexión.

1 comentario:

Rubén Vinagre dijo...

Excelente post. Espero que 'El Mundo' no se limite sólo a cambiar sus tipografías en su rediseño. Les aconsejaría este post ;-)

Free counter and web stats